sábado, 31 de enero de 2009

El tiempo, el implacable, el que pasó...


Estuve en unos días raros de soledad y aislamiento. Realmente pensando en cosas que ya han pasado, y haciendo nuevamente alusión al efecto de la memoria sobre el olvido y el recuerdo reverberante que no nos permite comenzar de cero, en estos dias se ha estado haciendo carne. Los recuerdos afloran y el olvido, se olvida. Y el tiempo hace notar su paso, orgulloso, implacable, omnipotente... y alli queda nuestra memoria firme, sin perder un segundo de recuerdo, haciendo caso omiso... Y alli estamos, tratando de sacar conculsiones, intentando hacer balances, y creyendo que el tiempo todo lo borra y todo lo mejora. Y sin embargo, el tiempo pasa y lo único que logra es dejarnos más arrugados y canosos, pero no más desmemoriados. Será que somos la rencarnacion de funes? o será que, como dice el maestro, el olvido está lleno de memoria... El traicionero reloj da vueltas, y la huella de nuestro pasado queda intacta... Disculpen la melancolía... Salud, y hasta la próxima! Les dejo una hermosa letra del maestro Pablo Milanés, para el recuerdo....
"El tiempo, el implacable, el que pasó

(Pablo Milanés)

El tiempo, el implacable, el que pasó, siempre una huella triste nos dejó, qué violento cimiento se forjó llevaremos sus marcas imborrables. Aferrarse a las cosas detenidas es ausentarse un poco de la vida. La vida que es tan corta al parecer cuando se han hecho cosas sin querer. En este breve ciclo en que pasamos cada paso se da porque se sienta. Al hacer un recuento ya nos vamos y la vida pasó sin darnos cuenta. Cada paso anterior deja una huella que lejos de borrarse se incorpora a tu saco tan lleno de recuerdos que cuando menos se imagina afloran. Porque el tiempo, el implacable, el que pasó, siempre una huella triste nos dejó"

6 comentarios:

K@ri.- dijo...

ay nena cuantas ganas tengo de tomar un mate y charlar con vos! te extraño y te quiero muy mucho!!!
en mi blog hay algo para vos, pasa cuando quieras.
besos

Alatriste dijo...

La fugacidad de la vida. El paso del tiempo. A todos nos afecta. A todos nos hace pensar. Pero no podemos quedarnos lamentándonos. Hay que seguir caminando, con el sueño improbable de poder darle esquinazo al tiempo. Mucho ánimo, amiga y duerme. Que no te pueda el insomnio. Un besazo.

María de Jesús dijo...

qué lindo Ani! que el pasado quede atrás, pero no se olvide, que forme parte de nuestro presente para crecer y no cometer los mismos erroeres...pero bien dice el dicho: "el pasado, pisado"

Alatriste dijo...

Un beso, Ana y que no te venza el tiempo. Cuídate mucho. Gracias por aparecer.

Felipe dijo...

Los recuerdos en el tiempo es nuestra capacidad de memoria.
Yo no podría vivir sin los recuerdos y el tiempo es, solo tiempo.
Gracias por tus palabras de aliento y esperanza, han sido muy importantes para mi.
Un saludo

Juan Bernaldo de Quirós dijo...

¡Salud!

dragonfurente.blogspot.com